EL DOLOR Y LA PAZ

He abandonado la creación de entradas, ya no tengo tanto interés por el blog, no se si será pasajero o lo retomaré, ya veré; pero ante la GRAN NOTICIA que leí ayer a la noche me he visto empujado a escribir algo sobre esto.
Los aldeanos del terror han anunciado el cese de la violencia. Un hecho ansiado. En Euskadi hay dos generaciones que han convivido con esta barbarie. Cuando empezaba a vivir, a tener uso de razón, recuerdo un asesinato en Euskal Herria un día si y otro también. Llegó un punto en que aprendimos a convivir con el terror, parecía como si estuviéramos inmunizados a la violencia política: asesinatos, violencia verbal, terrorismo de Estado, represión policial,… un círculo de acción y reacción de odio.
Pero ha llegado el día. Me imagino que todavía habrá tiras y aflojas en el proceso de paz, pero la percepción que tenemos del asunto es de que ya no tiene marcha atrás.
Cuando esta noche me he enterado, me ha pasado algo extraño y particular; afortunadamente no he sufrido el mazazo del terror en ninguna persona cercana, ni familiares ni amigos; pero esta noche me he acordado de Ernest Lluch y me explico:
A finales de los 90 solía escuchar la Tertulia de Sabios de la SER me gustaba oír como unos señores de edad avanzada: Ernest Lluch, Santiago Carrillo y Herrero de Miñón comentaban temas de la actualidad desde posiciones políticas tan dispares y lo hacían sin gritar, sin insultar, con total normalidad; me resultaban entrañables, qué le vamos a hacer, era un joven inexperto.
El 21 de Noviembre del 2000 un descerebrado etarra le pegó dos tiros en la cabeza a Ernest en el parking de su domicilio, cuando me enteré de la noticia lloré desconsoladamente, había sido una voz que había formado parte de mi vida cotidiana y que un hijo puta la había apagado por la cara.
Ayer me acorde de Ernest y se me saltaron las lágrimas……….

LA COSPE, EL BONO, UN FALANGISTA Y LA EDUCACION

El PP-PSOE aparte de ser una mafia que se retroalimenta para seguir usurpando el gobierno español, también convive plácidamente con el falangismo.

He leído en el panfleto Público que la neocom antisocial Dolores “de los demás” Cospedal ha fichado a un exfalangista para el cargo de dirección de la Función Pública, calidad de los servicios y justicia de la Junta.

Francisco Ferrero Casillas, que así se llama el interfecto, fue cabeza de lista de la Falange por la provincia de Toledo en 1986; también lo fue en 1995 con la enorme cantidad de 68 votos.

Este señor ha sido empleado publico desde 1998 en diferentes cargos de bastante responsabilidad, ya desde la época de Jose Bono, otro tardofranquista donde los haya.

Se ve que esta gentuza convive con la ultraderecha declarada, aunque claro, todos sabemos que José Bono y Cospedal son ultraderecha encubierta. No hay tal diferencia.

Ahora la Cospedal va a sufrir una huelga en la enseñanza por los famosos recortes.

A la pésima gestión de los recursos que hemos tenido en educación en los sucesivos gobiernos sociatas y peperos a lo largo de la historia democrática; donde todos han metido mano sin querer llegar a un acuerdo de Estado en este asunto, uno de los más importantes para el progreso del país; se le une ahora, para arreglarlo, un tijeretazo en los presupuestos educación de los de ponerse a temblar.

Si se ha hecho mal todos estos años, no hay más que ver los resultados que sacan nuestros escolares en los test europeos, con LODES, LOGSES fracasadas, vienen ahora estos egoístas neocoms a ahorrar dinero en Educación.

La gente que tiene pasta, la élite, no quiere poner dinero en una educación mediocre por las circunstancias, cuando ellos se pueden permitir enseñanza de pago para las élites……ASI SEGUIMOS ALIMENTANDO EL CIRCULO VICIOSO de las desigualdades sociales.

Con un sistema educativo público que va a generar mano de obra barata y uno privado elitista que generará dirigentes, financieros y explotadores profesionales.

Toda esta gente pepera y cavernícola que no puede llevar a su prole a colegios de la élite, aunque se le supone insolidaria, ¿además es estúpida, o no se entera o no quiere ver?.