ZORIONAK LANGILEAK!

Ayer Bilbao estuvo tomado por la clase trabajadora vizcaína. Sindicatos mayoritarios, colectivos diversos, sindicatos minoritarios. Los trabajadores euskaldunes cuando se les llama al unísono defendiendo un objetivo común, (sus derechos) responden.

Los alentadores de la división sindical que tomen nota. Nuestros enemigos son los que manejan al títere de los mercados Rajoy, y no lo son otros trabajadores con una idea geopolítica distinta: la lucha sindical es de clases y no de otra cosa.
He de reconocer que sentí algo de esperanza, nunca había visto tanta gente junta reivindicando algo al unísono.
Hice unas fotos:

Anuncios

CALENTANDO LA HUELGA DEL 29 M

La huelga de mañana es de una importancia infinita. Los que nacimos cuando agonizaba el genocida dictador y no vivimos los tiempos convulsos de la transición, no hemos conocido conflicto social en España tan grave como el que se está produciendo estos dos últimos años de coletazos del gobierno del traidor Zapatero y los inicios del paladín de los mercados y salvador de la moral conservadora y ultra católica Mariano “Nuestro enemigo” Rajoy.
Hablando con compañeros, amigos, familiares, gente trabajadora en general, he llegado a la conclusión de que se hace injustificable no salir a la calle mañana, a no ser que te pueda el miedo a perder el puesto de trabajo (al fin y al cabo el miedo es libre). Los que se encuentren en estas situaciones de pánico dirigido intencionadamente por ciertos empresarios tienen otras formas de apoyar la huelga, como ya hemos indicado en este blog en entradas anteriores: yendo a  las manifestaciones, boikoteando a los comercios esquiroles, etc..
Ante la grave violencia estructural que se ejerce hacia la clase trabajadora, mediante esta reforma infame, solo cabe la unión sindical,  política, social, etc…. Los intentos de minar esta unión por parte de los medios afines a la derecha, a la patronal y a la banca, deben hacernos ser conscientes de que es ahora cuando tenemos que remar todos juntos ante un objetivo común: parar esta DEFORMA LABORAL.
Hacer huelga mañana no es apoyar a tal sindicato del régimen, a tal organización política, a tal grupo de “jóvenes alborotadores” (¡qué término más facha!). Hacer huelga mañana es rechazar una agresión de la élite neoliberal hacia la ciudadanía que no ha tenido la culpa de toda esta ruina.
Tragar con la reforma y los recortes sociales, además del empobrecimiento y la calamidad que supone para el pueblo, implica sobre todo, la pérdida de la DIGNIDAD como trabajadores: no somos unos vagos a los que nos tengan que amenazar para trabajar o unos débiles que merecemos de ser despedidos por enfermar. Somos los que mantenemos este cotarro, y ahora nos intentan exprimir para pagar los errores de sus excesos capitalistas. Ante esta tesitura podemos comernos la preocupación y la ansiedad tomando una actitud pasiva o acrítica o empezar a reaccionar y solucionar los problemas que se nos plantean como colectivo.
Razones no te faltan para salir a la calle mañana: por tus seres queridos, por puro altruismo, por convicción política, por un mundo más justo, porque a Rajoy y De Guindos les gusta la reforma,…
¡EL DIA 29  DE MARZO HUELGA GENERAL!
PD. ¡Joder, qué mitin os he soltado!, pero ya no sé qué hacer para que salgáis a la calle mañana.

DECÁLOGO para ayudarnos a todxs el día 29 de Marzo.

Os paso un pequeño decálogo para tengáis en cuenta los ciudadanos soliarios  y conscientes que vayais a hacer Huelga General.
DECÁLOGO para ayudarnos a todxs el día 29 de Marzo. HUELGA GENERAL
Enviado el Saturday, 10 March a las 13:02:37 por
zialdoka


Recogemos decálogo que circula por la red. Sus recomendaciones son de libre elección, no así la situación actual.

1.
Anuncia a tu familia, amistades, compañeras y compañeros, vecindario… tu intención de parar, explícales las causas que te llevan a hacerlo, y anímales a que también ell@s paren.

2.
Ten pensado de antemano que vas a hacer con los niños y niñas, no les lleves a la escuela, el profesorado, que está sufriendo grandes recortes en sus condiciones laborales, estará también tomando las calles. Quizás tú, que también vas a parar, tendrás ese día el momento que siempre te falta para disfrutar de su compañía, y si tienen edad suficiente para comprender, llévalas contigo a que conozcan la lucha de sus padres por sus derechos y su dignidad. ¿Qué mejor ejemplo?

3.
No realices ninguna compra prescindible el día 29. Llena el depósito de gasoil y aprovisiónate de los productos básicos, pan y tabaco incluidos los días previos.

4.
Observa el seguimiento del paro en tu entorno, agradece al pequeño comerciante que se solidariza con la lucha por nuestros derechos y cierra, y devuélvele tu solidaridad el resto de días, apoyándol@ con tus compras, frente a las grandes superficies que son instrumento de las mafias internacionales de la especulación alimentaria.

5.
No utilices, si no es estrictamente necesario, los transportes ni servicios públicos donde l@s compañer@s serán obligad@s con seguridad a realizar unos “servicios mínimos” abusivos.

6.
Demostremos al típico Tío Gilito Eskirol, que abrir el día de huelga no le va a compensar, que va a gastar más en electricidad, que lo que pueda hacer de caja, pues nadie va a comprar, tengamos las compras hechas. Y además se ganará una merecida fama de insolidario o insolidaria, que no merece nuestra solidaridad el resto del año.

7.
Participa en las manifestaciones y piquetes que se organicen en tu pueblo o ciudad, comparte tus impresiones, ideas, emociones, alimentad mutuamente la ilusión y compartid unas cervezas. Eso sí, tenedlas compradas el día anterior. No se os ocurra ir al BAR ESKIROL a escondidas tras la mani que nos conocemos pillines…

8.
Para completar el decálogo, pon otra idea de tu parte.

9.
Para completar el decálogo, dile a quien más quieres que ponga otra idea de su parte.

10.
Estos diez mandamientos se funden en dos: Si luchamos, es  difícil, si no luchamos, ya hemos perdido

RAZONES PARA NO SER UN ESQUIROL

Copio un correo que me ha llegado a través de una amiga donde se explican las razones para no ser un esquirol el 29 de Marzo. Creo que están casi todas….Se admiten argumentos para no ir, y no vale ese tan manido :”Es que soy un banquero”, “Es que he trabajado en el FMI”, “Es que mi padre tiene una empresa de 50 trabajadores”, “Es que….”…..Es que , es que , es que hostias en vinagre.

Estimado compañero/a
De cara a la huelga general del 29 de Marzo, habrás escuchado  con toda seguridad estos argumentos que algunas personas repiten como mantras para justificar su postura ante la huelga.
Cuando una mentira se repite mil veces sigue siendo una mentira, aunque a base de repetirla haya quien se la empiece a creer. Cuando alguien necesita una justificación que sabe que es falsa para para disculparse por actuar de cierta forma es muy probable que esa persona no tenga la conciencia tranquila.

Si estás en contra de esta reforma laboral pero indeciso/a ante la huelga general, o si has decidido no participar en ella tomando tu decisión en base a alguno de estos argumentos a lo mejor te interesa verlos desde otro punto de vista:
esquirol.
(Del cat. esquirol, y este de L’Esquirol, localidad barcelonesa de donde procedían los obreros que, a fines del siglo XIX, ocuparon el puesto de trabajo de los de Manlleu durante una huelga).
1. adj. Dicho de una persona: Que se presta a ocupar el puesto de un huelguista. 
2. adj. despect. Dicho de un trabajador: Que no se adhiere a una huelga. 

Argumento esquirol #1
: “No hago huelga porque no me lo puedo permitir”.

 La reforma laboral supondrá con toda seguridad una rebaja generalizada de los salarios. Si no puedes permitirte dejar de ganar el sueldo de un día, menos podrás permitirte que te bajen el sueldo permanentemente, que te despidan gratis, o que si tienes 10 años trabajados en una empresa tu indemnización pase a ser de 18900 euros a 7845, por poner un ejemplo.

Argumento esquirol #2:
“La huelga no servirá para nada”.

Todas las mejoras de los trabajadores se han conquistado históricamente a través de la lucha. Nadie nos ha regalado nada. Lo que está demostrado que no sirve de nada es no hacer nada. A la pregunta de si una huelga de un día será suficiente, la respuesta es que probablemente no. Es sólo el principio, pero es un paso muy importante. Si nos imponen la reforma laboral más dura de esta “democracia” y no respondemos las medidas sucesivas que tome el gobierno serán aún más demoledoras. Se puede y se debe tumbar esta reforma laboral,

Argumento esquirol #3: “La huelga no soluciona nada”
.

La huelga no es una solución, es el instrumento de presión más poderoso que hoy por hoy los trabajadores tenemos a nuestro alcance. Por eso quien no se adhiere a una huelga perjudica gravemente al conjunto de los trabajadores, incluido a sí mismo.
Además si la huelga no contribuyese a solucionar nada ¿de dónde proviene el empeño de los empresarios en que los trabajadores no la secunden llegando a las amenazas y coacciones, que son delito? ¿Por qué motivo la prensa de derechas trata de desprestigiar la convocatoria de huelga? ¿Por qué incluso se están planteando legislar para limitar este derecho?

Argumento esquirol #4: “No estoy de acuerdo con los sindicatos mayoritarios, por eso no hago huelga”.

A la convocatoria de huelga se han sumado decenas de sindicatos minoritarios de diversos sectores y de distintas ideologías. Es más, los primeros convocantes de esta huelga no fueron UGT y CC.OO, sino ELA-LAB en el País Vasco y CIG en Galicia. También se han sumado a la convocatoria los sindicatos CNT y CGT, la Intersindical-STE, USO, Solidaridad Obrera, partidos políticos tan dispares como IU, Esquerra, Compromis, Amaiur, BNG y organizaciones sociales 15M, Juventud Sin Futuro, Democracia Real Ya etc. quienes no comparten la verticalidad de los sindicatos mayoritarios y son críticas con su labor de los últimos años pero aún así apoyan la convocatoria de huelga general del 29M.

Esta huelga es de todos los trabajadores y trabajadoras, de los estudiantes, desempleados, jóvenes, amas de casa, jubilados, de los consumidores. Es la huelga del 99% de la población, de todos los afectados por los recortes sociales y las pérdidas de derechos colectivos, no sólo de los sindicatos.

Los sindicatos CCOO y UGT han podido cometer errores y criticarlos es lícito e incluso necesario. Pero los sindicatos entendidos como organizaciones de trabajadores que se unen para defender sus derechos e intereses son, indudablemente, el próximo muro a derribar por los poderes económicos. De ahí la campaña continuada de ataques y de desprestigio desde los medios de comunicación de la derecha de la que todos estamos siendo testigos.

Argumento esquirol #5: “Hay libertad, cada uno puede hacer lo que quiera. Yo quiero ir a trabajar porque si hago huelga me descuentan x euros.”

No hay libertad porque te están coaccionando con una penalización económica. La libertad es otra cosa, no verte obligado a ceder a los chantajes de gobierno y empresarios a cambio del sueldo de un día.
Renunciar a derechos laborales históricos como la negociación colectiva por un puñado de euros es venderlos realmente barato.

Argumento esquirol #6: “Hay libertad, cada uno puede hacer lo que quiera. Yo quiero ir a trabajar porque en mi empresa si haces huelga te miran mal y si luego hay que despedir a alguien seguro me despedirán a mí en vez de a otro”.

No hay libertad porque te están coaccionando con el despido. La libertad es otra cosa, no verte obligado a ceder a los chantajes de gobierno y empresarios renunciando a tu derecho constitucional a la huelga.

Argumento esquirol #7: “La huelga tiene que ser indefinida, si no yo no la hago”.

Generalmente los partidarios de la huelga indefinida sabemos lo mucho que cuesta organizar y desarrollar una huelga general para que sea mayoritaria y exitosa y no empleamos un modelo de huelga concreto como excusa para no secundar una huelga general convocada con un gran consenso. Es improbable que una persona que no secunda una huelga general de un día estuviese dispuesto a secundar una huelga indefinida.

Argumento esquirol #8: “Los piquetes presionan a la gente, obligándola a que haga huelga. Los trabajadores son libres de ir a trabajar un día de huelga.”

Si la libertad realmente tuviera tantos defensores nos iría bastante mejor de lo que nos va. En la mayoría de los casos quienes mantienen esa postura ocultan o defienden las coacciones y amenazas con que muchas empresas tratan de impedir los a trabajadores ejercer su derecho constitucional a la huelga y aceptan alegremente que éstos se vean obligados a someterse al chantaje acudiendo a sus puestos de trabajo por miedo a perder sus empleos o el favor de sus jefes.

Los piquetes históricamente impedían que los empresarios contrataran personal para cubrir los puestos de los huelguistas y en la actualidad tratan de garantizar el derecho a huelga de aquellos que por presiones de las empresas no pueden ejercerlo. Los piquetes informativos apelan a la responsabilidad de los trabajadores, les informan de sus derechos, de los motivos de la huelga, y de las consecuencias negativas que tiene acudir ese día a sus puestos de trabajo. Los piquetes informativos están reconocidos legalmente: tienen y pueden ejercer su derecho a informar los días de huelga.

Recordemos además que el derecho al trabajo está reconocido en la Constitución también los días en los que no hay Huelga General aunque al gobierno no le interese lo más mínimo garantizar su cumplimiento y que también es un derecho fundamental de los trabajadores que ya están siendo despedidos como consecuencia de una reforma laboral injusta.

Argumento esquirol #9: “Con las huelgas no se consigue nada (Pero en caso de que se consiga algo, no renunciaré a ello)”.

 Las jornadas de 8 horas diarias o 48 semanales, la prestación por desempleo, las horas extraordinarias, el salario mínimo, la negociación colectiva, las vacaciones pagadas, la indemnización por despido, el permiso por maternidad o lactancia o cualquiera de nuestros derechos conquistados que los trabajadores de hace 150 años desconocían por completo no se consiguieron a base de ejercer la “libertad para ir a trabajar” un día de huelga. Pese a ello no se tiene noticia de que ningún esquirol haya renunciado a ellos. Si se consigue hacer al gobierno rectificar y no aplicar esta reforma laboral que a todos nos afecta y perjudica los esquiroles no habrán hecho nada por conseguirlo pero se beneficiarán del esfuerzo colectivo. Para ellos esto debe de tener mucha lógica, para todos los demás carece de ella y no les hace parecer personas dignas, coherentes ni solidarias a nuestros ojos.

Argumento esquirol #10: “Soy funcionario. La reforma laboral mí no me afecta”

Con los recortes y la privatización de los servicios públicos y el deterioro de las condiciones laborales (y los que están por venir) de funcionarios, interinos y personal laboral de la administración pública tenemos motivos más que suficientes para secundar la huelga general, además de por solidaridad con el resto de trabajadores. 

Si no secundamos mayoritariamente la huelga general no podremos quejarnos cuando el resto de la sociedad no nos apoye en nuestras reivindicaciones por la supervivencia, la dignidad y los derechos laborales del sector público. Los despidos y las rebajas en los complementos del sueldo de los funcionarios así como la eliminación de pagas y trienios están al caer. Además, mira a tu alrededor: padres, hermanos, hijos, familiares, amigos, vecinos, alumnos… ¿seguro que algo que afecta al 99% de la población no va contigo?

Argumento esquirol #11: Soy autónomo, a mí la reforma laboral no me afecta.

Un menor salario y unas peores condiciones laborales para la mayoría de los clientes y usuarios de un pequeño comercio o empresa de servicios implica casi con toda seguridad un empeoramiento de las suyas ya que nadie consume ni contrata más servicios si bajan sus ingresos o si tiene miedo a perder su trabajo.

La mayoría de los trabajadores autónomos pueden repartirse el trabajo en otras jornadas sin que les afecte enormemente secundar un día de huelga.

Para los pequeños comerciantes abrir un día de huelga no supondrá una diferencia significativa ni una mejora sustancial en su pequeño negocio. Ni siquiera les procurará los ingresos de un día normal ya que también hay convocada una huelga de consumo. Sin embargo muchos de sus clientes valorarían positivamente su solidaridad al secundar la huelga del 29M. En lugar de abrir un día que pocos van a comprar y muchos van a decidir no volver a hacerlo en establecimientos de esquiroles puedes colocar en tu tienda un cartel que diga:

“Estimado cliente, en solidaridad con los trabajadores asalariados este comercio ha decido cerrar el día 29 de marzo por Huelga General. Creemos que la reforma laboral perjudica a la mayoría de nuestros clientes y a sus familias. Las grandes superficies abrirán, por ello le sugerimos que tenga en cuenta como consumidor a los establecimientos solidarios con los derechos de la mayoría. El día 30 estaremos de nuevo a su disposición. Disculpen las molestias.”


Argumento esquirol #12: “Ya, pero este gobierno tiene mayoría absoluta, la gente les ha votado y por tanto pueden hacer lo que quieran. Que yo haga huelga no cambiará nada”.

 

Los votos recibidos en unas elecciones no legitiman a un gobierno para lanzar un ataque tan brutal a los derechos de la mayoría de la ciudadanía. Términos tan alarmantes como los despidos procedentes por ausentarse del trabajo por causa médica justificada, la rebaja generalizada de los salarios, o el abaratamiento del despido no iban en el esbozo de la reforma laboral que se puede leer en el programa electoral del PP y por tanto NADIE los ha votado. De hecho varios representantes de este partido negaron públicamente tanto durante la última legislatura como durante su campaña electoral que fueran a abaratar o a facilitar el despido.
Si la sociedad se pronuncia al unísono contra una reforma laboral injusta un gobierno democrático está obligado a escucharla.


Huelga General 29M: Tú decides.


 
Si la huelga del 29M es un éxito rotundo y el gobierno no rectifica quedará totalmente deslegitimado. Eso tendría un coste político elevadísimo, abriría la puerta a más huelgas generales, e incluso podría forzar la dimisión del gobierno. En cualquier caso le garantizaría un varapalo electoral. Si por el contrario una huelga general de un día no consigue un paro total el gobierno saldrá reforzado, la posibilidad de una movilización más contundente por parte de la sociedad quedará anulada y la puerta a más recortes y a mayores abusos (si cabe) contra la mayoría de los ciudadanos (estudiantes, pensionistas, funcionarios, interinos, trabajadores del sector privado, parados) quedará abierta.

LUCHA OBRERA

He encontrado un documental sobre los hechos del desmantelamiento de Euskaldunak en el año 1984, hace tan solo 28 años. Ver cómo los trabajadores defendían sus puestos de trabajo es la lucha más honrada y épica que puede existir.

¡HUELGA GENERAL!

LOS RICOS SON MAS EGOISTAS


Os enlazo un artículo que he leído en el Diario Montañes, donde se establece una relación entre la riqueza y la ética. Julio Angita dice que nadie se enriquece honradamente, aunque bien es verdad que no todos los ricos son conscientes de cómo han conseguido su riqueza. Este artículo describe el tipo de personas que suelen ser los adinerados según un estudio de dos universidades norteamericanas.

Los ricos son más egoístas

Un estudio realizado en EE UU y Canadá muestra una relación directa entre el dinero y la falta de ética

Desde que Bernard Madoff diera con sus huesos en la cárcel consagrado como el mayor estafador de la historia, la mala prensa sobre los ricos no ha cesado de crecer. El mundo está lleno de personas honestas hechas a sí mismas que han logrado situarse en lo alto de la escalera social gracias a su determinación y esfuerzo, pero la sensación general es que una proporción no despreciable de los más pudientes han hecho trampa para ascender. En un asunto tan propenso a la picaresca como éste siempre es difícil establecer una línea roja que separe lo lícito de lo no tolerable, de ahí que venga como anillo al dedo un estudio que alumbra sorprendentes conclusiones sobre el comportamiento poco edificante de las clases altas.

Cuando se enfrentaron a un amplio cuestionario acerca de su riqueza, educación, origen social, creencias religiosas y actitudes hacia el dinero, los individuos con mayores ingresos mostraron a los investigadores de las universidades de Berkeley y Toronto que son más proclives a violar normas de tráfico, comerse un caramelo destinado a otros o mentir con tal de enriquecerse aún más. Por el contrario, las personas provenientes de sectores menos privilegiados actuaron de forma más honesta y más preocupadas por los demás.

El trabajo, publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias, se ha construido sobre siete experimentos diferentes con un centenar de personas en cada prueba. Uno de ellos muestra cómo los propietarios de automóviles de mayores cilindradas y de alta gama como Mercedes, BMW o el híbrido de Toyota, Prius, son más propensos que otros a cometer una infracción en un cruce de carreteras. También tienden a ceder menos el paso a los peatones.

Otra prueba realizada con un juego de dados y una recompensa indicó que la gente de un estatus social más elevado tenía más tendencia a mentir sobre su puntuación. «Entre las personas para las que 50 dólares es una cantidad relativamente pequeña, las trampas eran tres veces más altas», indicó el responsable de la investigación, Paul Piff a la agencia AFP. «Realmente, el estudio muestra los extremos en que la riqueza y el rango más alto en la sociedad pueden dar forma a patrones de interés personal y falta de ética», continúa Piff.

Y cuando se les dio un paquete de caramelos diciéndoles que era para los niños que estaban en una habitación contigua, pero que podían coger alguno, los participantes de clase acomodada comieron más que las demás. La proporción de caramelos que cogieron -el doble que otras personas- sorprendió incluso a Piff, autor de un estudio sobre el impacto de los ricos en las donaciones de caridad que demuestra que tienden a donar menos que los pobres.

Según los autores, la gente con más dinero tiende a valorar más positivamente la avaricia y confía menos en la familia y los amigos como apoyo en tiempos de necesidad; además, este elevado estatus tiende a hacer que se desconecten de la sociedad. Los más ricos son más propensos a la cultura del rendimiento, lo que puede volverlos «menos atentos a las consecuencias de sus acciones en los demás».

JUAN PABLO NÓBREGA